20110731

EMOCIONES VULNERABLES

Una inquietud que surge entre muchas personas es ,si el manifestar nuestras emociones nos hace  vulnerables. Si es posible lograr que nuestras emociones no nos dañen. Cuando se tienen  años y experiencias vividas, las "cicatrices" van aumentando y reflejándose en todo tu ser. Y voy a contestar desde ahí, en función de mi experiencia. Siempre me ha gustado ser transparente, manifestar lo que siento y pienso, aunque a veces eso suponga exponerme demasiado. Creo que la comunicación es mucho más fluida y verdadera cuando uno se muestra sin recovecos, sin esconder aquello que nos gustaría ocultar o no ser, sin preocuparse sobre qué pensará el otro. Esa comunicación profunda es fundamental para construir relaciones.En más de una ocasión, me han dicho que soy demasiado transparente, que debo protegerme, que hay quien pueda herirme.Y yo me pregunto: ¿para qué protegerme?. Poner barreras, distancias, supone reducir el riesgo de intromisiones pero también me aleja de los demás, me resta intensidad en las relaciones. Prefiero vivir intensamente aunque ello conlleve sufrir también intensamente. Prefiero arrepentirme por lo que he hecho que por lo que he dejado de hacer. Prefiero tener "cicatrices" que vivir en una burbuja.Se debe vivir con intensidad y aprovechar toda oportunidad de acercarnos a los demás y conocer a gente interesante, porque en todos existe riqueza si miramos con cariño y profundidad. Prefiero equivocarme al abrirme a otra persona que perder una oportunidad de encuentro y crecimiento.

Además,lo que nos daña no son las emociones sino más bien, nuestros pensamientos. Las emociones están y nos dan información. Quien nos juega malas pasadas es nuestra razón ,que nos dice: “no se puede”, “no se debe”, “no está bien”. Hay situaciones y hechos que no se pueden cambiar ,pero siempre puedo elegir cómo reacciono ante ellos… Nadie puede herirme (no hablo en sentido físico) si yo no les doy permiso.
“Tú encontrarás la solución,y mientras estés en esa búsqueda ,puedo ayudar a verte a ti misma e intentar hacerte un buen retrato".
Aunque debamos experimentar el dolor,la vida sigue siendo imperdible y bella...y tú como yo,seguimos siendo especiales en ella.