20110617

Cerrando etapas.......


Tan solo ayer, al caer la noche meditaba sobre esta frase:"cerrar etapas".Quienes hemos enfrentado en más de una ocasión este momento, sabemos cuánto desgaste emocional provoca y más aún, si la que lo experimenta es una hija.
Vaya entonces, mis reflexiones de vida para los jóvenes, que "en el aquí y ahora" enfrentan tal desafío y en especial para ti María José, una joven de nobles virtudes y que ha demostrado ser una gran guerrera a sus jóvenes años.


Cerrando etapas...cuan necesario es saber o darse cuenta,que ha llegado el momento de hacerlo o de tomar la decisión ,porque si persistes en seguir en ellas,sólo lograras perder la alegría y el sentido del resto.Cerrando círculos,cerrando puertas o cerrando capítulos.Como quieras llamarle,
lo que importa es poder cerrarlas, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminaste con tu trabajo?, ¿Se acabó la relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes ir de viaje?, ¿La amistad finalizó ?....
Puedes pasar mucho tiempo de tu presente "pensando" en los porqué, en rebobinar el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.
El desgaste va a ser infinito porque en la vida,tus amigos, tus hijos, tus hermanos,tú,yo, todos y todas estamos destinados a ir cerrando capítulos, a dar vuelta la página, a terminar con etapas o con momentos de la vida,aunque nos acompañe el dolor,y seguir adelante.
No debemos vivir en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni tener relación alguna con quien ya no desea nuestra compañía.
No... ¡Los sucesos pasan y hay que dejarlos partir !. Es por eso que en ocasiones, es necesario destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, papeles por destruir, documentos por botar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden reflejar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.
El pasado es sólo eso..AYER .No esperes que te devuelvan, no esperes reconocimientos, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién realmente eras tú. Suelta el resentimiento, el encender "tu televisor personal" y seguir con la misma imagen una y otra vez, lo único que consigues es dañarlo mentalmente, envenenarlo y amargarlo.
La vida se vive hacia adelante, nunca hacia atrás. Porque si caminas por ella dejando "puertas abiertas"( por si acaso) nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (a qué…? ), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron.. ¡Si puedes enfrentarlos ahora, hazlo..!, de lo contrario, deja que vuele,cierra capítulos.
Ordénate a ti mismo(a) que no, que no vuelva, qué no debe volver..
Pero no por orgullo ni por soberbia,más bien porque ya no encajas allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese espacio. Tú, ya no eres el mismo/a que se fue hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a qué volver.

Clausura la puerta, ese círculo. Ni tu serás el mismo(a), ni el entorno al que quieras regresar será el mismo, porque en la vida nada queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor hacia sí mismo desprender lo que ya no está en tu vida. Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Una persona,un lugar, un trabajo, nada es vital para vivir porque cuando tu llegaste a este
mundo, lo hiciste  sin ese adhesivo, por lo tanto, es costumbre vivir atado a el, y es un trabajo personal aprender a vivir sin adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr porque, te repito, nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad o carencia.
Entonces .... cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suelta. Hay tantas palabras que son sinónimos de salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir hacia adelante con una paz interior.
Recuerda que los desafíos y obstáculos, nos abren la ventana de nuestra inteligencia, porque ser feliz en esta vida no es tener una vida perfecta, más bien es usar nuestras lágrimas para regar la tolerancia, es para sentirnos vivos y en un constante crecimiento.


¡Esa es la vida!..con sus matices,sin embargo, sigue siendo bella e imperdible, verdad?
 Y tú en ella... eres un ser especial.


@Dew@