20140322

Alas De Amor

Extender las alas es el secreto divino de vivir sin temores, sin dudas o interrogantes, frente a todo, frente a un paisaje conocido o desconocido. Abrir las alas y volar volar...
Cuantas veces en la vida cerramos nuestros ojos y la vida nos  parece distinta , en ese mágico mundo de sueños. Nos perdemos en los pensamientos, en los sueños, en los sentimientos ,volamos y nos dejamos llevar y llevar. Protegemos nuestras alas, no dejamos que toquen tierra firme. Sin embargo, en algún punto de nuestra existencia, llega el momento de abrirlas al máximo. Por que volamos con el sentimiento del Amor, sobrevolamos vidas, almas, tristezas, alegrías, fracasos y triunfos. Y mientras realizamos este vuelo, comprendemos que no existe grandeza más grande que hacerlo en libertad, esa libertad que te ofrecen tus alas. Observas hacia abajo, a la tierra y logras ver lo que tú también eres:Un ser humano en evolución, que camina en ocasiones, perdido entre la maraña de esta vida. Si has llegado a sentir, a soñar que vuelas con los ojos cerrados, es por que es tu TIEMPO de disfrutar del paisaje, no te detengas ante los obstáculos al contrario, pasa por ellos sintiéndote fuerte, comprendiendo que el horizonte es la meta y que ese vuelo es sinónimo de libertad... Como en los sueños, como en esos momentos mágicos en que la mente nos lleva a un mundo desconocido y maravilloso,entre bosques encantados, Hadas , Duendes y leyendas, como en esos instantes en que sólo nos dejamos llevar sin oponer resistencia alguna. Está en nosotros el secreto de tener esa fuerza, sólo debemos aprender a volar.
Reparte tus sensaciones, tus emociones, tus conocimientos, tu Sabiduría, tus dones de lo que realmente eres. Solamente así, te sostendrás en el Cielo, viviendo en la propia Tierra. Porque cuando el ser humano se reconoce, y es capaz de percibir ese Sostén de Amor hacia toda criatura viviente, poseerá el Gran Don Divino de  dejar huellas y enseñanzas de la belleza encontrada espiritualmente.
Vuela vuela vuela... y recuerda que el ser humano nace con las  alas infinitas del Amor.

¡ No las detengas... decidir en desplegarlas está en tus manos!